martes, 8 de enero de 2008

WYVERN


Esta noche hablaremos de los wyverns, o los dragones heráldicos, como prefirais llamarlos. Estas criaturas son parientes lejanos de los dragones, pero son muy inferiores a ellos. Hay dos clases de wyvern, los grandes, que pueden llegar a medir 5 metros y los pequeños, que raramente superan los 2 metros y medio. No obstante hay una serie de caracteristicas comunes que los alejan de los dragones verdaderos.

Los wyverns pequeños únicamente tienen dos patas, por lo que no poseen brazos. Esta es la razón por la que no suelen llevar presas, ni doncellas como sus primos los dragones, pues tienen demasiada poca fuerza. No suelen sobrepasar los 30 años de edad. Son incapaces de respirar fuego y, ademas, su vuelo es bastante más torpe que el de los dragones. Sin embargo, cuando se lanzan en picado a por una presa, son más silenciosos que las lechuzas. Sus alas son membranosas. Poseen una cola terminada en aguijón, que recuerda vagamente a los escorpiones, con la que pueden inocular un veneno bastante potente a sus víctimas. Además de todo esto, su cabeza suele estar coronada con cuernos, habitualmente dos grandes, y dos más pequeños a sus lados.

En cuanto a los wyverns grandes, poseen cuatro extremidades, más las alas, lo que hace que sean bastante más fuertes que los pequeños. Otra diferencia notable es que han perdido el aguijón, pero a cambio han obtenido una maza natural, ornamentada con puas muy afiladas. Estos wyverns son capaces de cargar humanos (los más fuertes hasta 2). Son también más longevos que sus hermanos pequeños, llegan a vivir 60 años.

Son seres despreciables, que suelen asociarse con dragones malvados, pues su limitada inteligencia no les permite tener iniciativa propia que supere el simple saqueo y destrozo. Suelen ser seres solitarios, asique cuando se les ve en grupos de más de 2, se puede estar seguro de que hay un dragón en las proximidades, pues son los únicos capaces de convencer a los wyverns de que no se maten… Al menos hasta que cumplan su proposito.